Si no tienes de partida ahorrado -o lo puedes conseguir vía familia generosa, que ya es mucho suponer- el 35% del precio de venta de la vivienda que te interesa, no sigas leyendo este artículo porque no te va a servir de nada y encima te vas a enfadar con el simpático departamento de Esas Preguntas Sobre Economía que Te da Verguenza Preguntar.

Supongamos que le has echado el ojo a una vivienda de 59 metros cuadrados en el barrio de La Latina, en el centro de Madrid, con un precio de 224.745 euros. En la misma zona hay otro apartamento de 818 euros al mes en alquiler. ¿Qué te interesa más? ¿Comprar o alquilar? 

A la hora de responder a esta pregunta no sólo hay que tener en cuenta el precio de la casa:

    1. - hay que tener en cuenta, además, cuánto dinero cobras al mes (o cobráis al mes tú y tu pareja),

      2.- el interés hipotecario que vas a estar pagando (básicamente si te lo puedes permitir),

        3.- los impuestos que vas a tener que abonar en el momento de la compra y después el coste que va a tener el IBI todos los años,

          4.- el coste del seguro de la casa (anual),

            5.- los costes generales de la casa (que si el agua, que si la calefacción, que si la electricidad),

              6.- la distancia con respecto a tu lugar de trabajo (ahí entra en juego tanto el coche y la gasolina, como los abonos transporte como el coste de oportunidad del tiempo que pasas en el trayecto).

                7.- Y luego debes tener en cuenta si quieres comprar la ubicación de la casa y si va a ser vendible en el futuro: servicios alrededor, posibilidad de revalorización de la zona... Cuando tengas toda esa información ya puedes coger la calculadora.

                Tiene que ser una decisión totalmente personal y con vistas al futuro, porque si tu trabajo no es seguro, no puedes saber ¿si comprar es la mejor opción?, y si alquilas tienes el beneficio de cambiar de vivienda cuando quieras, ya que tu trabajo no es seguro. Pero si compras, el privilegio de vivir donde quieras, lo pierdes, a no ser que te quedes sin trabajo y por obligación tengas que abandonar tu hogar y empezar de nuevo.

                EN RESUMEN: es posible que si compras con hipoteca (eso sí te dan una hipoteca) tengas que vender y "con los tiempos que corren" venderás a menor precio del que has comprado. Sí tu trabajo no es fijo no tomes la decisión de comprar porque es más seguro alquilar, a no ser que tengas  algún familiar que esté dispuesto a pagar la hipoteca por ti cuando tu no puedas y el sí pueda.....

                MORALEJA: si no tienes trabajo fijo no compres con hipoteca, a no ser que seas rico/a.



                comments powered by Disqus
                Ir arriba