Si te planteas adquirir una vivienda en propiedad, averigua qué papeles necesitas y cómo conseguirlos:

La fiebre compradora de casas no se apaga.

En julio 2018 las operaciones de compraventa de vivienda aumentaron un 16,2% con respecto al mismo período del año pasado. Con unas 45.900 operaciones, este mes presenta el tercer mejor dato desde hace una década y la cifra más elevada para un mes de julio desde 2007, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Una inversión de esta envergadura por parte del comprador requiere no solo una cuidadosa ponderación de lo que puede gastar en la operación y de la financiación que tendrá que levantar, sino también la preparación de todos los documentos que necesita para solicitar una hipoteca y llevarla a cabo. Esta es la carpeta ideal que tendrá preparada.

  1. Vida laboral, préstamos y morosidad: La entidad nos hará firmar un documento que permite al banco conocer los préstamos que tengamos en otras entidades a través de la Central de información de riesgos del Banco de España (Cirbe)”, añade Gulias, “y el permiso para el tratamiento de nuestros datos personales según la Ley de Protección de Datos para verificar nuestra solvencia o la presencia en archivos de morosos".
  2. Arrendamiento, paga y señal, y arras: Si el comprador vive de alquiler presentará también el contrato de arrendamiento de la vivienda en la que reside. 
  3. Trabajadores por cuenta ajena y autónomos: Si el trabajador es empleado por cuenta ajena, preparará también una copia de su contrato laboral y por lo menos las últimas tres nóminas. Un trabajador autónomo, por el contrario, aparte el IRPF del año anterior (declaraciones trimestrales y anuales), presentará también los cuatro últimos trimestres de la declaración del IVA y el trimestre del IVA en curso. Ambas se pueden pedir al gestor o directamente a la Agencia Tributaria.
  4. Condiciones de la hipoteca y firma de la compraventa: Uno de los últimos documentos que el comprador tendrá que firmar antes de formalizar la hipoteca es el que recoge sus condiciones, vinculaciones, gastos aproximados y TAE. “Tendremos un plazo de reflexión obligatorio para estudiar estas condiciones”, dice Gulias. Unos días antes de la firma de la hipoteca, el banco emitirá una oferta vinculante: las condiciones que aparezcan en este documento –que, firmado por el comprador, se anexará a la escritura de la hipoteca– no se podrán modificar el día de la firma ante el notario.
  5. Cuando por fin llegue el día de la firma de la escritura, el comprador solo tendrá que traer el DNI o NIE original y en vigor, que se le mostrará al notario para que verifique la identidad, así como los cheques o medios de pago, que normalmente trae la gestoría contratada por la entidad bancaria, que se encargará de todos los trámites inherentes a la compra con hipoteca, pago de impuestos, liquidación de las facturas de notaría, registro y gestoría.


www.toppisos.es



comments powered by Disqus
Ir arriba